República Dominicana, ¡mi amol!

Cuando mi jefa me dijo hace unas semanas: “Isabel, tendrías que salir de viaje” pensé, ¡qué pereza! Estaba sumergida en un mar de mocos, fiebre, ibuprofeno,… No era el mejor momento, pero el trabajo, trabajo es. Me dispuse ha preparar mi equipaje, vestidos de verano, pantalones cortos, camisetas de tirantes, sandalias… Sin olvidar ¡un buen bote de antimosquitos! Mi primer destino, República Dominicana, así que, el jueves de la semana pasada me planté en el aeropuerto dispuesta a cruzar el charco y, tras dos aviones, un choche y muchas horas de viaje llegué a mi destino final, Las Terrenas.

Os dejo aquí unas cuantas fotos para que os hagáis un poco a la idea de cómo es esto.

IMG_0121

IMG_0122

IMG_0132

IMG_0135

IMG_0138

IMG_0141

IMG_0142

IMG_0144

IMG_0145Por mucho que lo describa y os enseñe fotos, esto tiene que vivirse para que se entienda lo que siento. Vivir más allá de los súper hoteles de lujo y todo incluido es una experiencia que recomiendo a todo el que viaje a este país, mezclarse con la gente, vivir su vida, aunque sea por unas horas, te enseña muchísimo y te da que pensar.

Adoro su manera de vivir, sus paisajes, su peculiar manera de hablar, su ritmo, su música, su todo.

Acabo de terminar de preparar mi maleta para dirigirme a mi siguiente destino, aún no he salido de aquí y ya lo echo de menos, pero siempre me quedará la bachata para recordarme esta semana increíble que he vivido.

Si todavía no lo había hecho, puedo decir que me he ido en sentimiento de este lugar, esta es la expresión que los dominicanos utilizan para decir que se han enamorado.

Os dejo un link a una de mis bachatas favoritas

Besos y abrazos caribeños,

Anuncios